Inbound marketing vs Outbound marketing

Por enero 10, 2018Blog, Marketing Digital


El mundo digital se expande día con día, y el mercado global lo sabe. Tan sólo en 2016, 329 mil 800 millones de pesos fueron facturados en nuestro país, mostrando un crecimiento del comercio electrónico en un 28.3%.

Año tras año, la mercadotecnia digital se reinventa para crear nuevas estrategias y llegar a más usuarios, fue así como nació el inbound marketing.

La era del inbound marketing
El mundo digital requiere de dinamismo y constante evolución; por esa razón, las formas de llegar a nuevos clientes también tuvieron que cambiar. En 2005, salía a la luz el término ‘inbound marketing’ como una nueva forma de entender las campañas por Internet.

Pero no fue hasta 4 años después que esta nueva tendencia comenzaría a tomar fuerza e implementarse en muchas empresas.
El inbound marketing es una estrategia que combina metodologías de mercadotecnia y publicidad, cuyo fin es que el usuario sea quien te encuentre, en lugar de que tú, como marca, vayas a buscarlo.

Es una estrategia a mediano y largo plazo que facilita entender las necesidades de los usuarios para que, mediante la generación de contenido, los internautas sean atraídos hacia una marca sin ser presionados.

La idea central del inbound marketing es acompañar a los futuros clientes durante todo el ciclo de compra, para que puedan obtener la información apropiada sobre lo que están buscando, conozcan tu marca sin ser invasivos y, al final, elijan tu producto/servicio convencidos de que es su mejor opción.

Las claves

Una buena estrategia de inbound marketing tiene dos claves fundamentales, las cuales necesitas entender:

1. Buyer persona

La primera parte que debes dominar es a tu buyer persona, es decir, la representación ficticia de nuestro cliente. Esta se logra recopilando información sobre las personas, desde sus hábitos diarios, zona demográfica, hasta qué hace en un día de trabajo.

Con estos datos podrás entender mucho mejor a tu target en cada fase de su compra, y así ofrecerle contenido que sirva para guiarle en el camino a satisfacer su necesidad.

2. Ciclo de compra

Una vez que entiendes perfectamente a quiénes pretendes llegar con tu marca, la siguiente clave es prestar atención a cada una de las 4 fases que atraviesa una persona para elegir un producto o servicio, es decir, el ciclo de compra.

Si tu estrategia de inbound marketing llega a saltarse este importante paso, seguramente no logrará los resultados que estás esperando.

Ya que has dominado perfectamente a tu buyer persona y conoces cómo se desenvuelve en cada fase del ciclo de compra, podrás hacer uso de las diferentes estrategias de marketing digital para ir conduciéndolo paso a paso, hasta que elija consumir tu producto/servicio.

El outbound marketing

Es la contra parte del inbound marketing, es decir, una estrategia que no busca atracción, sino irrupción en el consumidor.
El outbound marketing es la manera tradicional de llegar a los usuarios en Internet. Los banners en páginas web o los comerciales en YouTube son ejemplo de este método.

Aunque (contrario al inbound marketing) la estrategia pueda parecer agresiva o molesta para los usuarios, si se hace de manera adecuada, rendirá frutos para tu marca.

Su enfoque meramente comercial implica que la publicidad sea lanzada a un gran público, ofreciendo tu producto o servicio de manera directa. Este enfoque es muy utilizado para dar a conocer promociones o descuentos llamativos.

Habitualmente, es una estrategia ideal para quienes cuentan con un presupuesto elevado al contratar espacios publicitarios, pero esta inversión te garantiza ampliar el número de personas a quienes puedes llegar, así como el aumento de compras en el corto plazo.

Tanto outbound como inbound marketing pueden generar mayores ganancias a tu empresa, la diferencia es que cada uno atiende a sus propios objetivos, por lo que el éxito de tu estrategia dependerá de entender lo que tu compañía necesita realmente.

Incluso, si las necesidades y metas de tu marca así lo permiten, puedes hacer una excelente combinación de ambas.

Sabemos que implementar una estrategia de inbound marketing no es un reto sencillo, lo ideal es que puedas acudir con profesionales, quienes sabrán ofrecerte un plan de acción perfecto para ti y tu marca.

Contáctanos
0 Shares
Share
Tweet
Share
+1